La limpieza definitiva para el horno

Para la limpieza del horno vamos a necesitar una serie de productos para hacer una mezcla  libre de químicos que, posteriormente, aplicaremos tanto en el interior como en la puerta de nuestro horno:

  • Agua
  • Un trapo
  • Botella con spray
  • Bicarbonato sódico
  • Vinagre
  • Un cuenco

Parte interna del horno

  1. Saca los bastidores del horno.
  2. Mezcla bien media taza de bicarbonato de sodio con un poco de agua en el cuenco. Añade poco a poco agua hasta conseguir una pasta para untar fácilmente en las partes del horno que necesitan la limpieza. Lo mas aconsejable es limpiar el horno completamente.
  3. Extiende la pasta por la parte interior del horno, sobre todo por las zonas mas sucias. El bicarbonato de sodio se volverá de color parduzco cuando lo frotas.
  4. Déjalo reposar durante toda la noche. El bicarbonato de sodio necesita trabajar por lo menos 12 horas continuadas.
  5. Al siguiente día, coge un trapo húmedo y quita la mayor cantidad posible de pasta seca, cuanto mas limpio lo dejes mejor.
  6. Pon un poco de vinagre en la botella con spray  y rocía las superficies donde sigas viendo restos de pasta de bicarbonato. El vinagre reacciona con el bicarbonato y hace una espuma.
  7. Limpia la mezcla espumosa con un trapo húmedo. Repita el paso 6 hasta que el horno quede bien limpio.
  8. Enciende el horno a baja temperatura durante 15 – 20 minutos para que se seque bien.

Puerta del horno

  1. Usaremos la misma pasta de bicarbonato y agua que hemos hecho para limpiar la parte interior del horno.
  2. Aplica la pasta en la ventana.
  3. Deja reposar durante al menos 30 minutos.
  4. Con un trapo retira la pasta de bicarbonato y limpia la ventana.

Publicado por globalimp  |  Comentarios desactivados en La limpieza definitiva para el horno  |  en Sin categoría

.

Copyright ©2016 Powered by Globalimp. Designed by NanoSilvOsa