Cómo limpiar un árbol de navidad artificial

Muchas personas decoran sus hogares con árboles de Navidad artificiales. Desafortunadamente,estos árboles acumulan polvo y suciedad cuando están en exhibición o guardados. Varias personas usan árboles artificiales para evitar los alérgenos de los árboles genuinos pero olvidan limpiarlos anualmente. Si luego de arreglar tu árbol te das cuenta de que tus manos lucen sucias y polvorientas, probablemente necesite una buena limpieza. En este artículo ¡aprenderás varias formas de limpiar tu árbol de Navidad antes de colocarlo!

Limpia el Árbol antes de Navidad

  1. Retira el árbol de su caja y separa las ramas. Coloca la base del árbol donde vayas a instalarlo. Es más fácil armar el árbol mientras lo limpias porque todo se mantiene en su lugar.
  2. Coloca una sábana grande alrededor de la base del árbol. No es necesario que la coloques debajo del árbol. La sábana sirve para atrapar cualquier residuo antes de que caiga al piso. Cuando termines de limpiar el árbol, lleva la sábana afuera, agítala y lávala como lo harías normalmente.
  3. Asegúrate de que el árbol esté asegurado y no se caiga. Algunos árboles ya vienen armados, mientras que otros están divididos en partes. Si el árbol ya está armado, asegúrate de sostenerlo con una mano mientras aspiras con la otra.Si vas a trabajar con un árbol dividido en partes, simplemente ármalo a medida que lo limpias.
  4. Cambia la bolsa de la aspiradora y asegúrate de que el filtro esté limpio. Debido a que el árbol acumula polvo muy fino, debes evitar esparcir las partículas en el aire.
  5.  Asegúrate de que la aspiradora no sea demasiado potente para el árbol. Intenta limpiar una parte de la base del árbol con el accesorio de la aspiradora que tiene un cepillo de cerdas para tapizado. Si la aspiradora es demasiado potente, necesitarás usar otro accesorio.Si la aspiradora causa algún daño, es mejor que se sitúe en la parte inferior del árbol y cerca de la base en lugar de en un área más visible.

    Si es necesario, puedes cubrir el extremo de la manguera con un pedazo de gasa doblada por la mitad y asegurarla a la manguera con una banda elástica fuerte. La gasa disminuirá la succión sin quemar el motor. Es posible que necesites cambiar la gasa porque también filtrará el polvo. También puedes usar un pañuelo simple. Si te parece que la aspiradora se recalienta o hueles el motor, significa que no dejas circular suficiente aire. Ten cuidado de no desgarrar la tela sobre las cerdas.

  6. Comienza a aspirar. Desliza el cepillo de la aspiradora sobre toda la parte superior e inferior de las ramas y el tronco del árbol. Permanece aproximadamente de 1 a 3 cm (1/2 a 1 pulgada) alejado del árbol para evitar succionarlo con la manguera o jalar el follaje del árbol. Si la aspiradora no parece dañar el árbol, puedes presionar ligeramente el cepillo sobre el árbol.Si tu aspiradora casera es demasiado pesada o la succión es demasiado fuerte para realizar este trabajo, usa una aspiradora de mano más pequeña.
    Evita aspirar las ramas de adelante con demasiada fuerza con el cepillo de la aspiradora y no dejes que ninguna rama quede atrapada en la manguera. De lo contrario, la rama podría romperse y dañar la aspiradora.
  7. Trabaja desde la parte superior hacia la parte inferior. Avanza alrededor de las ramas más altas, aspira el tronco y luego avanza hacia abajo hasta llegar al conjunto de las ramas más bajas.
  8.  Llena un cubo con agua tibia y un poco de jabón lavaplatos suave. No uses demasiado jabón o producirá demasiada espuma. Además, evita usar cualquier limpiador fuerte porque puede decolorar el árbol, dañar cualquier pegamento, etc. El jabón lavaplatos es la mejor opción y le proporciona al árbol un olor a limpio. Muchos árboles de Navidad desarrollan un olor a humedad después de haber estado guardados durante 11 meses. Si se te acabó el jabón lavaplatos, puedes usar champú común.Si el árbol tiene luces incorporadas, asegúrate de desconectarlo antes de continuar.
  9.  Sumerge una toalla para secar platos en el cubo de agua y exprímela bien. No debes lavar el árbol sino humedecer la toalla lo suficiente como para recoger el polvo y limpiar los residuos que quedan después de aspirar el árbol.Si dejas espuma, la toalla gotea o dejas ramas mojadas, significa que no has exprimido la toalla lo suficiente.

    Las toallas para secar platos, los trapos para el polvo o las camisetas viejas son más útiles que los paños de felpa ya que estos pueden enredarse en el árbol.

  10. Limpia el tronco y las ramas individuales. Hazlo alrededor del árbol desde la parte superior hasta la inferior.Si es necesario, cambia el agua.
    Deja que el árbol se seque completamente antes de conectar las luces nuevamente.
  11. Trata un árbol viejo y delicado con cuidado. Si la aspiradora parece ser demasiado potente o el follaje queda atrapado en ella, simplemente puedes limpiar las ramas con un paño humedecido. Puedes pasar una escobilla suave cuidadosamente sobre las ramas para retirar el polvo. Terminarás con más polvo sobre la sábana y en el aire pero evitarás dañar el árbol.
  12.  Limpia. Recoge la sábana llena de polvo desde las esquinas y dóblalas hacia el centro. De esa manera, la sábana atrapará el polvo para que no vuele por toda la casa.Lleva la sábana afuera y voltéala en el bote de basura para limpiarla. Luego, lávala inmediatamente.
  13.  ¡Decora tu árbol de Navidad limpio y brillante!
Publicado por globalimp  |  Comentarios desactivados en Cómo limpiar un árbol de navidad artificial  |  en DECORACIÓN

.

Copyright ©2016 Powered by Globalimp. Designed by NanoSilvOsa